Planeta

¿Qué fenómenos azotan al mundo y cómo podemos enfrentarlos?

REDACCIÓN CONTENTLAB

May 10, 2019

El calentamiento de la tierra es el principal indicador del cambio climático en el mundo. Gases como el CO2 y el metano, producidos por actividades humanas -como la quema de petróleo, carbón o gas natural- se han acumulado en la atmósfera a un nivel sin precedentes desde la revolución industrial.

En la conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP22), en 2016, la Organización Meteorológica Mundial anunció que entre 2011 y 2015, el alza de temperatura media mundial, el derretimiento de los hielos polares y la elevación del nivel del mar, aumentó la frecuencia de fenómenos meteorológicos extremos.

Tormentas, heladas, sequías, inundaciones, olas de calor y deslizamientos de tierra no son obra de la casualidad. Investigadores de todo el mundo analizaron 27 eventos climáticos extremos de 2016 y descubrieron que el cambio climático que ha provocado el hombre era un “motor significativo” en 21 de ellos, según la American Meteorological Society.

RETROCESO DE GLACIARES EN PERÚ
Quizá uno de los fenómenos extremos más conocidos en Perú es el de Huaráz, donde los glaciares han perdido el 30% de la nieve y el hielo durante la década de 1990. Casi la tercera parte de la nieve que se acumuló en cientos de años se perdió en 25 años, según datos del Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem).

El glaciar Pastoruri, por ejemplo, en la provincia de Recuay (Áncash), se redujo 490 metros -40% de su área- entre 1980 y 2005 por lo que fue cerrado al turismo.

La capa de hielo de la Cordillera Blanca también se ha reducido en 40% desde 1970 y según los científicos pierde nueve metros por año aproximadamente. El derretimiento de los glaciares significa una pérdida de agua que asciende a 7 mil millones de metros cúbicos, la misma cantidad que utiliza Lima en 10 años.

Si bien algunas zonas desérticas se han visto beneficiadas por el deshielo glaciar, se estima que el flujo de agua para 2050 ya habrá desaparecido. Mientras que en otras partes del mundo, cada vez más eventos climáticos extremos se atribuyen al aumento en la temperatura en el planeta.

SEQUÍAS E INCENDIOS
Un estudio de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) concluyó que las sequías intensas y las olas de calor que azotaron la mayor parte del sur de África en 2016 -ocasionando escasez de comida y agua a nivel local- “solo era posible a causa del calentamiento sustancial que provocó el hombre durante un siglo”.

Pero, los incendios forestales en EE.UU y el oeste Canadá en 2016, que provocaron la quema de cerca de 3,6 millones de hectáreas, son más difíciles de atribuir al clima y suelen asociarse también al fenómeno El Niño y la variabilidad atmosférica.

“El inicio del incendio no es atribuible al cambio climático. Hay demasiados factores que tienen que confluir al mismo tiempo para que ocurran, pero el hecho de que se extiendan masivamente y que sea muy difícil de abatir sí tiene que ver con la reducción de la humedad y el aumento de la temperatura y de lluvias”, explica Pía Zevallos, gerente de creación y desarrollo de Libélula, una consultora peruana que ofrece capacitación para incorporar la sostenibilidad ambiental en las organizaciones públicas y privadas.

EL CAMBIO EN NUESTRAS MANOS
Para Pía Zevallos, hoy más personas tienen consciencia de los beneficios de reciclar, andar en bicicleta, no usar cañitas o bolsas de plástico. Esa es la clave para proteger el planeta, pues es primordial ejercer nuestro poder como consumidores.

“Si sabemos que los principales emisores en el Perú son la deforestación y en segundo lugar el transporte, podemos elegir productos libres de la deforestación, desde chocolates hasta madera, y podemos escoger un medio de transporte sostenible, como la bicicleta”, sostiene.

Lo fundamental -para Zevallos- es generar más con menos recursos. Lo explica con un ejemplo: “Perú utiliza muchísimo más ganado para producir la misma cantidad de carne que en países como Nueva Zelanda. Lo mismo se ve en el sector energético o transporte”.

Por eso, desde Libélula, Zevallos dirige el proyecto de apoyo ‘Gestión del Cambio Climático’, en el que asesora al Ministerio del Medio Ambiente y los gobiernos regionales para impulsar los compromisos de la COP20 en 2016, para reducir en 30% las emisiones de gases de efecto invernadero.

Aunque parezca ser un asunto que escapa de nuestras manos, Zevallos empodera a CEO’s, mediante el involucramiento del sector privado, y líderes sociales, mediante el proyecto Generación+1, para garantizar modalidades de producción y consumo responsables, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (número 11) que ayudará a cuidar nuestro planeta. 

► Para promover el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y lograr un efecto multiplicador, lo primero es reconocer y celebrar los proyectos sostenibles. Por eso, si tienes una iniciativa que contribuye al desarrollo de las comunidades y el país, postúlalo en pods.pe

CONTENIDO PATROCINADO Producido para un anunciante que puede haber aprobado el contenido.

PATROCINADORES

Espacio Patrocinado
Copyright© Elcomercio.pe - Grupo El Comercio - Todos los derechos reservados.

Editora de especiales digitales:
Giuliana Dávila

Jefa de fotografía y video:
Nancy Dueñas

Coordinador de especiales digitales:
Pablo Panizo Jansana

Coordinadora fotográfica:
Ethel Rossell

Diseño digital:
Janine Bosworth

Programador:
Elmer Alfaro

Share This