Prosperidad

Salud y bienestar: ¿Qué lecciones deja la crisis sanitaria?

REDACCIÓN CONTENTLAB

Oct 23, 2020

La reducción de los contagios y las hospitalizaciones parecen dar cuenta del fin de la primera ola de la pandemia en el Perú, un país que alcanzó la mayor tasa de mortalidad por COVID-19 en el mundo. Las consecuencias han sido evidentes: las brechas de acceso, de calidad y de infraestructura se han agudizado, provocando un retroceso en los avances hacia el cumplimiento del tercer Objetivo del Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas: Salud y bienestar para todos y todas.

Más de 200 días después de la declaración de Estado de emergencia, ¿qué hemos entendido? “La salud es base para el desarrollo y el bienestar económico. No se pueden desligar”, aseveró la ministra de Salud, Pilar Mazzeti, en su exposición en el primer día del foro Perú Sostenible, organizado por Perú 2021.

Así, por ejemplo, la obesidad, la falta de ejercicio, la desnutrición y la falta de agua y saneamiento, sumados a una limitada cobertura de acceso a los servicios integrales de salud, propician que en Perú se pierdan más de 5 millones de años de vida cada año, debido a muertes prematuras y diversas enfermedades, un indicador que está muy por encima del promedio mundial. Esto se traduce en un menor aprovechamiento escolar, productividad laboral y crecimiento económico.

Para brindar una solución a la altura del problema, se aprobó en agosto la Política Nacional Multisectorial de Salud al 2030 “Perú, País Saludable”. Trece ministerios se comprometieron a impulsar en los próximos diez años una serie de medidas para alcanzar no solo hábitos de vida más saludables, sino también un mejor acceso a los sistemas de salud, y superar progresivamente la vulnerabilidad social y económica de la población.

Como expresó Richard Horton, médico editor de la revista inglesa The Lancet y participante en Perú Sostenible, la COVID-19 debe ser tratada como una sindemia: es decir, la suma de dos o más epidemias que causan un daño mayor que el virus por sí solo.

CAMBIAR EL PARADIGMA: EL ROL DEL SECTOR PRIVADO

Janice Seinfeld, directora ejecutiva de Videnza Consultores, firma privada que identifica y analiza problemas sociales y económicos a través de soluciones innovadoras basadas en evidencia, destacó los avances en infraestructura de agua y saneamiento en Perú, pero afirma que no son suficientes.

El problema, sostiene Seinfeld, es la baja calidad de los servicios. “Necesitamos cambiar de paradigma. Dejar de pensar en cierre de brechas de infraestructura que promueven ladrillo y cemento, a uno que piense en el ciudadano y promueva servicios de calidad”, explicó la especialista durante su participación en el foro.

Manuel Villarán, gerente de proyectos de Médicos de Auna, una red peruana de centros de salud, coincide con Seinfeld. Más importante que reducir las brechas estructurales, geográficas, o de accesibilidad, sostiene, es brindar un cuidado integral de salud que permita monitorear el estado de todas las personas antes de que se enfermen y se conviertan en pacientes.

En Perú Sostenible se destacaron iniciativas que cumplen este propósito y que se busca impulsar y replicar. Es el caso de los centros de detección y diagnóstico temprano del cáncer y cuidados preoncológicos que ofrece Oncosalud, así como el trabajo de las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPRESS), que brindan servicios de salud para resolver las necesidades frecuentes de la población más vulnerable. En el caso de las IPRESS, han logrado un índice de satisfacción en sus usuarios de 70%.

MÁS ALLÁ DE LAS BRECHAS

Pero la crisis sanitaria también ha dejado lecciones de superación. Un ejemplo es el proyecto Covid Warriors, una asociación sin ánimo de lucro fundada en España que busca luchar contra la COVID-19 mediante la colaboración de voluntarios profesionales.

Cuando se decretó el estado de alerta por la pandemia, uno de los principales problemas que identificaron fue la falta de hospitales y residencias con dispositivos móviles gratuitos y protocolos de uso seguro para que las personas puedan comunicarse con sus seres queridos. Motivados por esta carencia nació el proyecto “Derecho a conectarse”, que hasta hoy ha conseguido más de 4 mil dispositivos que dan cobertura a más de 60 mil personas.

“Iniciativas como esta dependen de tener un propósito común. Si no somos capaces de dejar de lado nuestras propias necesidades y nos ponemos a remar todos juntos, nunca vamos a mejorar el mundo”, dijo el cofundador de Covid Warriors, Francesc Saldaña, experto en innovación, crecimiento y gestión empresarial.

Si bien estos proyectos no solucionan los problemas fundamentales del sistema de salud público, pueden ayudar a impulsar cambios más profundos. “No pidas permiso, ya pedirás perdón”, dijo Saldaña más de una vez durante su participación en el evento Perú Sostenible. Sus palabras podrían servir como lección para entender que, cuando se trata de salud y bienestar, el cambio hacia un sistema más sostenible no puede esperar.

CONTENIDO PATROCINADO Producido para un anunciante que puede haber aprobado el contenido.

PATROCINADORES

Espacio Patrocinado
Copyright© Elcomercio.pe - Grupo El Comercio - Todos los derechos reservados.

Editora de especiales digitales:
Giuliana Dávila

Jefa de fotografía y video:
Nancy Dueñas

Coordinador de especiales digitales:
Renato Girón

Coordinadora fotográfica:
Ethel Rossell

Diseño digital:
Janine Bosworth

Programador:
Elmer Alfaro

Share This