Auspiciado por

Hombro a Hombro: un frente de acción empresarial ante desastres

Desde hace tres años, el frente empresarial Hombro a Hombro ha fortalecido la respuesta nacional ante las emergencias, juntando la capacidad de gestión de las empresas agrupadas en el movimiento con las acciones del Estado. Ahora, promueve #EstemosListos, una campaña para preparar a las familias peruanas ante un terremoto de gran magnitud.

REDACCIÓN CONTENTLAB

Nov 2, 2021

Debido a su configuración tectónica y climática, Perú convive con la ocurrencia de desastres. Los 14 sismos que experimentó Arequipa en un día y las torrenciales lluvias que ahora azotan Cajamarca son muestras de ello. Ese panorama de riesgo ha llevado al sector privado a proponerse una inmensa tarea: preparar a la población para reaccionar ante los desastres.

“Buscamos que los peruanos se preocupen realmente por su propia seguridad, por sus vidas. Queremos instalar en ellos el hábito de que participen en los simulacros a conciencia y sepan cómo actuar ante un sismo de gran magnitud. El terremoto no te mata: lo que mata es el macetero que cae en tu cabeza”, dice Juan Manuel Arribas, director ejecutivo de Hombro a Hombro, organización que lidera este trabajo con la campaña #EstemosListos.

¿Qué es hombro a hombro?
Desde hace tres años, Hombro a Hombro, Movimiento Empresarial es el esfuerzo del sector privado por apoyar al Estado con la capacidad de gestión de las empresas ante los escenarios de emergencia. El patronato reúne a 49 importantes empresas de todo el país, y recibe el apoyo de otras tantas cuando se presenta un desastre, con el objetivo de canalizar eficientemente su apoyo y llegar a las zonas de extrema urgencia.

Para ello, señala Arribas, la institución coordina permanentemente con el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) y otras entidades gubernamentales. Ante un desastre, su acción es inmediata. El equipo técnico de Hombro a Hombro se reúne de emergencia en sus oficinas dentro del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) de Indeci para “tener la información de primera mano”, señala Arribas.

A partir de ahí, se irradia y administra toda la capacidad del sector privado. Se ponen a disposición aerolíneas para trasladar ayuda o personal, maquinaria pesada, camiones, y se distribuyen otros bienes de consumo (como alimentos no perecibles, agua, etc.) otorgados por las empresas, entre otros recursos logísticos. Durante la emergencia COVID-19, Hombro a Hombro logró movilizar más de 6 mil toneladas de ayuda humanitaria a más de medio millón de personas.

 

¿Cómo estar preparados ante un sismo de gran magnitud?
Otro frente de acción que Hombro a Hombro ha asumido es la preparación de la población ante sismos. Por un lado, el programa de voluntariado Hombro a Hombro ofrece un taller gratuito de preparación ante desastres certificado por Indeci. En este, indica Arribas, las personas experimentarán los estragos que ocasiona un terremoto y aprenderán a desarrollar un Plan Familiar de Emergencia que les permita reaccionar y evitar pérdidas mortales. Para participar, solo es necesario registrarse en su plataforma web.

Asimismo, la campaña #EstemosListos, que se articula junto al Grupo El Comercio, masificará la información de este taller, a través de sencillos consejos y pasos a seguir para que las familias estén preparadas ante un posible terremoto. “Todas las empresas e instituciones ya tienen un plan de contingencia ante sismos, pero ¿y las familias? Esto está diseñado especialmente para ellas”, puntualiza Arribas.

Para más información sobre Hombro a Hombro, ingresa a: https://hombroahombro.org.pe/. Y para sumar a tu empresa a este frente de acción, escribe a: hombroahombro@sep.org.pe.

Compartir

Auspiciado por HOMBRO A HOMBRO
Copyright© Elcomercio.pe - Grupo El Comercio - Todos los derechos reservados.

Editora general:
Jimena Villavicencio

Editora de especiales digitales:
Giuliana Dávila

Jefa de fotografía y video:
Nancy Dueñas

Diseño digital:
Ricardo Naldos, Sophia Castillo

Coordinador de contenidos digitales:
Renato Girón

Coordinadora fotográfica:
Ethel Rossell

Programador:
Elmer Alfaro