Auspiciado por

Ayuda mutua: la primera respuesta para enfrentar un terremoto

Familias y vecindarios organizados incrementan las posibilidades de sobrevivir a un terremoto. ¿Cómo podemos construir comunidades resilientes?

REDACCIÓN CONTENTLAB

Nov 26, 2021

En 1995, el gran terremoto de Hanshin-Awaji marcó un antes y un después en los sistemas de preparación de Japón. El sismo ocasionó una catástrofe urbana que destruyó casas y cortó suministros vitales, pero también evidenció la importancia de la autoayuda y la ayuda mutua dentro de las comunidades locales. Según informes de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), las reacciones al desastre sentaron las bases para políticas de gestión de riesgo que involucran el voluntariado y la respuesta local.

La movilización ciudadana es la manera inmediata de tener ayuda en las horas más críticas tras un desastre. Rolando Capucho, coordinador general del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), señala que antes de la llegada de la ayuda especializada están las reacciones de la ciudadanía: la ayuda mutua, el reconocimiento de desaparecidos y asistencia inicial entre vecinos. “Antes de la primera respuesta están las acciones de los familiares y los vecinos: cómo se apoyan, cómo se ayudan o cómo se han organizado para ese tipo de emergencia”, indica.

PREPARAR A LA COMUNIDAD
Esta reacción primaria va más allá de la solidaridad. Al prepararnos entre familiares y vecinos fortalecemos capacidades de respuesta para el desastre. Peter Anci, especialista en Gestión del Riesgo del Centro de Estudios y Prevención de Desastres (PREDES), resalta la importancia de elaborar un plan comunitario de preparación y respuesta. Desarrollar este plan, señala, permite que los ciudadanos se organicen dentro de sus comunidades, reconozcan rutas de evacuación y peligros que los rodean. Asimismo, motivan la creación de brigadas y la asignación de roles para responder al desastre.

“Cuando se ha identificado una serie de problemáticas, la comunidad se organiza y comienza a desarrollar faenas comunitarias para reducir su riesgo”, comenta Anci. Desde PREDES se ha motivado el desarrollo de este plan comunitario en asentamientos humanos de Villa María del Triunfo, Villa El Salvador y San Juan de Miraflores, y también en distritos de Lima Norte como Comas, Los Olivos y Puente Piedra. Gracias a ello, estas comunas tendrán una respuesta activa ante un posible terremoto.


CIUDADES RESILIENTES 

Para Gustavo Cruz, especialista en alianzas de UNICEF Perú, al construir una sociedad resiliente, capaz de enfrentar y reponerse a los desastres, se necesita involucrar a un actor más en la gestión de riesgo. Además de las entidades públicas y cooperantes, el sector privado tiene el potencial para jugar un rol activo en la preparación ciudadana.

Si bien el sector mantiene un involucramiento fuerte a través de donaciones, Cruz señala que las compañías con cadenas de valor tienen la capacidad masificar el alcance de mensajes de preparación. “Con 290.000 bodegas en el país, imaginemos la difusión de mensajes clave apalancándonos de estos puntos de contacto”, indica. A su vez, señala que las empresas cuentan con la capacidad promover planes de emergencia ante desastres, no solo con sus trabajadores, sino con las comunidades o en sus zonas de influencia.

En esa línea, el patronato Hombro a Hombro, frente empresarial de respuesta ante emergencias nacionales, impulsa desde hace tres años el “Taller de preparación de ante terremotos” a través de su voluntariado. Este taller gratuito, dirigido a todos los ciudadanos, tiene el propósito de sensibilizar a la población y ayudar a las familias a reconocer los riesgos en su hogar y vecindarios, así como a implementar un plan familiar de emergencia. Con esta capacitación, los voluntarios podrán estar preparados para emergencias, pero también reproducir el taller en comunidad.

“La motivación principal de Hombro a Hombro es que ningún peruano esté solo en el mayor momento de vulnerabilidad de sus vidas”, enfatiza Juan Manuel Arribas, director ejecutivo de la organización.

 

 

Compartir

Auspiciado por HOMBRO A HOMBRO
Copyright© Elcomercio.pe - Grupo El Comercio - Todos los derechos reservados.

Editora general:
Jimena Villavicencio

Editora de especiales digitales:
Giuliana Dávila

Jefa de fotografía y video:
Nancy Dueñas

Diseño digital:
Ricardo Naldos, Sophia Castillo

Coordinador de contenidos digitales:
Renato Girón

Coordinadora fotográfica:
Ethel Rossell

Programador:
Elmer Alfaro